SAN SEBASTIÁN 27 de enero.- Un gran partido de Antoine Griezmann, autor de dos de los cuatro goles marcados por la Real Sociedad al Elche en San Sebastián, cortan la reacción del equipo de Francisco Escribá y afianzan al cuadro vasco en los puestos europeos.

Una noche fría y muy desapacible y la peor entrada de aficionados en Anoeta en mucho tiempo recibió a los dos equipos, los donostiarras entraron muy enchufados al encuentro y en la primera acción ofensiva lograban el primer gol, que se marcó en propia meta Damián Suárez tras una acción de Griezmann, que burló la salida de Toño tras un milimétrico pase de Vela.

El francés sigue de dulce en 2014 y en su carrera goleadora con los grandes de la liga como Cristiano Ronaldo y Diego Costa traduce en gol casi todo lo que le llega, como comprobó el Elche en el minuto 11 con el segundo tanto realista, obra del galo en un precioso remate de cabeza.

El equipo de Escribá, que parecía muy recuperado en las últimas jornadas y apuntaba a presentar más batalla, se volvió blando y con un juego refractario al buen fútbol quedó a merced de un cuadro blanquiazul que jugaba con una tranquilidad notable al amparo de un resultado ya muy favorable.

Lo intentó en el tramo final del primer tiempo el equipo valenciano, que en acciones aisladas de Carles y Del Moral trataban de inquietar a Bravo, pero no podía descuidarse un solo momento porque a la contra los donostiarras hacían estragos con su velocidad.

El intento del preparador del Elche de recomponer el juego de su equipo en el descanso quedó en nada porque a los cinco minutos de la reanudación los donostiarras sentenciaban el choque con un gran gol del mexicano Carlos Vela, en una acción individual culminada con un remate parabólico al que no pudo llegar Toño.

Jagoba Arrasate decidió dar descanso a hombres como Bergara y el propio Vela, Escribá lo vio todo perdido y el partido se relajó aunque no Griezmann, que no parece tener límite en su saciedad goleadora y marcó el cuarto con el que redondeó una nueva goleada de los guipuzcoanos en Anoeta.

Un paradón de Bravo a remate de cabeza de Boakye casi al final del partido y un tiro al larguero de Damián pudieron hacer subir el gol del honor al marcador para el Elche, pero el conjunto de Alicante sufrió una noche aciaga en Anoeta.

cmb