CANCÚN, 26 de enero.- Atlante no aprovechó la derrota de Atlas y tampoco jugar en casa, donde se tuvo que conformar con el empate ante Guadalajara, en regular partido que cerró la actividad de la fecha cuatro del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX.

El ecuatoriano Michael Arroyo adelantó a los de casa, al minuto 43, pero Carlos Gerardo Rodríguez logró la paridad, al 56. Con este resultado, los del Caribe mexicano llegaron a cinco unidades y se pusieron a cuatro del Atlas en la tabla de porcentajes, en tanto el “Rebaño Sagrado” sumó seis.

La posibilidad de dar un paso muy importante en la lucha por el no descenso generó que este cuadro atlantista no fuera tan claro ni incisivo al frente, ante un conjunto tapatío que tampoco ofreció un gran desempeño en su aparato ofensivo, al grado de no generar prácticamente ninguna ocasión sobre la meta de Éder Patiño.

A los “Potros de Hierro” también les costó trabajo generar, tener variantes, y cuando lo hizo, el ecuatoriano Narciso Mina se encargó de no hacer contacto con el esférico, en una inmejorable posibilidad.

Cuando parecía que se irían al descanso así como empezaron, un error del portero Antonio Rodríguez le permitió a los locales irse al frente en un tiro libre del ecuatoriano Michael Arroyo que no llevaba tanta potencia, sin embargo, el guardameta atacó mal el esférico que se le escapó pegado al poste contrario, al minuto 43.

Esta anotación le permitió a los de casa tomar una mayor confianza para ir al frente en el complemento y parecía que solo iba a ser cuestión de tiempo para que aumentaran la ventaja.

Mientras, los tapatíos no encontraban la forma de quitarse la presión, sin embargo, un error de la zaga local les permitió conseguir un empate, el cual no habían hecho mucho en la cancha para merecer.

Todo se originó en un desborde por izquierda del recién integrado Abraham Coronado, quien mandó un centro al área donde Patiño no tuvo comunicación con Romero, por lo que no hizo un buen despeje que le cayó a Rodríguez, quien de primera “bombeó” el esférico para techar al guardameta y poner la paridad, al minuto 56.

Con el empate, los ímpetus de los “azulgranas” vinieron a menos, dejaron de tener tanto tiempo el balón, ante unas Chivas que equilibraron las acciones sin ser capaces, tampoco, de merecer darle la vuelta al marcador.

A nueve minutos del final, el paraguayo Salustiano Candia tuvo el tanto de la diferencia en un tiro de esquina, pero su derechazo se fue a un ladito de la portería.

Así, el local firmó un empate que le permite acortar más distancia con Atlas, pero que no es positivo del todo, frente a unas Chivas que rescatan un resultado que los mantiene invictos, pero aún lejos de su mejor nivel.

El arbitraje estuvo a cargo de Fernando Guerrero, quien tuvo una buena labor. Amonestó a Aldo de Nigris (31), Carlos Gerardo Rodríguez (75) y a Abraham Coronado (75) por la visita. El paraguayo Salustiano Candia (63) vio cartón preventivo por los de casa.

cmb