CIUDAD DE MÉXICO, 26  de enero.- Con casi 62 años de edad, el diestro tlaxcalteca Rodolfo Rodríguez El Pana dijo que la corrida de hoy en a Plaza México, la décimo sexta de la Temporada Grande, será su despedida de los ruedos, sin embargo el Brujo de Apizaco dijo lo mismo en enero de 2007.

El matador de toros, con una vida y trayectoria novelesca, señaló que ahora sí llegó el momento de decir adiós a los ruedos, y estará acompañado por el sevillano José Antonio Morante de la Puebla y por Joselito Adame, con toros de la divisa de la ganadería Villa Carmela, la cual es propiedad del ganadero Alejandro Arena, y se ubica en el Rancho Las Trojes, Lagos de Moreno, Jalisco.

“Hay que retirarse cuando a uno lo siguen pidiendo, no cuando te dicen ya vamos a cerrar”, dijo el matador, cuyo uno de sus tantos oficios fue el de panadero, de ahí su apodo de El Pana.

“La vida de El Pana es una vida de novela en la que el personaje tuvo que pasar de todo. Hay fechas y anécdotas muy tristes y otras no tan tristes, pero siempre he dicho que los toreros somos los únicos actores a los que nos suceden cosas reales.”

En declaraciones a un sitio  de internet de su natal Tlaxcala, el matador desde marzo de 1979, apadrinado por El Charro de Tacuba, Mariano Ramos y con Curro Leal como testigo, señaló que ya es momento de darle la oportunidad a las nuevas generaciones.

“Viene una camada de toreros jóvenes muy buena, de mucha calidad, que ahora sí pueden verse las caras al tú por tú con los toreros españoles. El momento de mi carrera con el que me quedo, es haberle podido comprar a mi madre su casa siendo novillero”, añadió.

Los astados de Villa Carmela dieron un promedio de 494 kilogramos y lucirán su divisa en colores negro, gualda y grana, y el festejo dará inicio a las 16:30 horas.