CIUDAD DE MÉXICO, 25 de enero.- Un triunfo en 12 partidos dirigidos de liga, que incluyen nueve del Apertura 2013 y tres del Clausura 2014, más el hecho de seguir ubicado en los últimos tres lugares de la clasificación, tienen en jaque al técnico de Pumas, José Luis Trejo. El triunfo logrado el pasado martes en la Copa MX ante Delfines del Carmen sirvió de oxígeno para conservar la tranquilidad en el interior del vestuario; sin embargo, entre los futbolistas del cuadro de la UNAM persiste la pesadumbre.

“Será un partido difícil”, asegura el paraguayo Dante López en referencia al siguiente juego de los universitarios en la cancha de los Tigres de la UANL. 

“Sin duda (respaldamos a Trejo); vamos a dejar lo demás en manos de la directiva mientras nosotros nos concentramos en nuestro trabajo.”

Los regiomontanos ocupan el último lugar con apenas un punto en tres partidos, misma situación que Universidad aunque con mejor diferencia de goles (-3 sobre -5). “Va por ellos (José Luis Trejo y Mario Trejo, vicepresidente deportivo de Pumas) y también por nosotros mismos,  queremos refrendar eso dentro de la cancha”, agrega el guaraní.

Del lado de los Tigres sale a relucir la deuda que jugadores como el zaguero Hugo Ayala asumen por ser el peor equipo en el actual certamen.

“La única forma que tenemos para poder salir de ahí es con el trabajo y consiguiendo los resultados positivos. Nosotros somos los primeros mentalizados en eso, en ya sacar una victoria. No podemos permitir más descalabros”, afirma.

La ocasión más reciente que Pumas logró un triunfo como visitante fue el 28 de septiembre de 2013, precisamente en suelo norteño, frente al Monterrey (0-1), la   única victoria de Trejo.