CIUDAD DE MÉXICO, 24 de enero.- El surfista chileno Ramón Navarro viajó a la Antártica para retar olas de más de tres metros de altura junto al estadunidense Dan Malloy, convirtiéndose en los únicos en realizar esta travesía.

Para poder surfear en las aguas que registran no más de -15°, Navarro tuvo que usar un traje seco especial y viajar durante varios días desde Punta Arenas, Chile, hasta el lugar correcto para adentrarse a buscar olas de gran tamaño.

El "Town-in" es una modalidad en la que se necesita de asistencia extra para alcanzar mayor velocidad, en este caso por una moto acuática, a diferencia del impulso que se consigue con las manos en el surf tradicional.

fdr