PARÍS, 23 de enero.- Franck Ribéry y Karim Benzema conocerán el próximo jueves el veredicto del Tribunal de París que les juzgó por haber mantenido presuntamente relaciones sexuales con una prostituta menor, indicaron hoy los magistrados, que dejaron la causa vista para sentencia.

Los más probable es que los dos futbolistas sean absueltos, pues así lo pidió ayer, miércoles, la Fiscalía, que consideró imposible demostrar que los jugadores conocieran que Zahia Dehar era menor de edad en el momento de los hechos.

La única acusación que restaba contra los dos jugadores era la portada por una asociación contra la prostitución.

Ribéry, de 30 años, y Benzema, de 26, están acusados de un delito de recurso a una prostituta menor, penado con un máximo de tres años de prisión y 45 mil euros de multa.

El jugador del Bayern Múnich reconoció durante la instrucción haber mantenido dos relaciones sexuales con Zahia en 2009, pero negó en todo momento haber pagado por ellas.

El madridista, por su parte, siempre ha negado haber recurrido a la prostituta y sus abogados se apoyaron en una conversación telefónica grabada a la misma para demostrarlo.

Los abogados de los dos jugadores mostraron su confianza en que sus clientes serán absueltos y destacaron el daño que ha sufrido sus respectivas imágenes.

Sobre todo la de Ribéry, que estaba casado en el momento de los hechos y que ha tenido que asistir, durante el juicio, a la revelación de detalles sobre su vida privada.

Uno de sus amigos compareció como testigo y relató con profusión la preparación del viaje de Zahia a Múnich.

Los hechos saltaron a la luz poco antes del Mundial de 2010, tras una investigación policial sobre las actividades que se desarrollaban en una discoteca próxima a los Campos Elíseos y frecuentada por futbolistas profesionales.

La Fiscalía sí que pidió penas de cárcel para otros de los acusados en la causa relacionados con esa discoteca.

ald