NUEVA YORK, 22 de enero.- La NFL toma medidas de cara al primer Super Bowl que se celebrará en la ciudad de Nueva York y que muy probablemente pueda jugarse bajo la nieve debido a las condiciones climatológicas que imperan en la sede el Súper Tazón.

Los aficionados que ingresen al estadio MetLife recibirán un ‘kit’ que les permita protegerse de las bajas temperaturas; orejeras, pañuelos y hasta rompe vientos, son algunos de los aditamentos con los que los asistentes intentarán cubrirse y no padecer con las bajas temperaturas.

Apenas ayer, se desató una tormenta que dejó 30 centímetros de nieve en la ciudad y las autoridades aseguran que están preparados para retirar la nieve en las inmediaciones del inmueble.

cmb