MOSCÚ, 22 de enero.- La búsqueda de tres mujeres sospechosas de planear ataques terroristas durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, el mes próximo, ha puesto de relieve una de las más temidas amenazas en Rusia: las atacantes suicidas conocidas como Viudas Negras.

Por más de un decenio mujeres han cometido muchos de los peores ataques terroristas en Rusia: derribado aviones de pasajeros, detonado bombas en trenes y matado personas en conciertos musicales.

El término viuda negra se deriva de la creencia de que esas mujeres decidieron convertirse en atacantes suicidas para vengar a esposos o familiares varones muertos en la lucha de Rusia contra extremistas islámicos en el Cáucaso.

En Sochi la situación es que circulan volantes de la policía que dicen que una de las mujeres sospechosas de planear ataques durante los juegos es la viuda de un extremista.

En un céntrico hotel en Sochi hay advertencias sobre las tres mujeres. Una carta de la policía dice que una de ellas Ruzanna Ibragimova, de 22 años, y viuda de un extremista islámico muerto.

Un congresista de Estados Unidos que estaba de visita en Sochi para evaluar la situación dijo que estaba impresionado por el trabajo de las fuerzas de seguridad rusas, pero preocupado de que las posibles atacantes suicidas hubieran ingresado en la ciudad a pesar de todas las medidas de seguridad extraordinarias.

“Sabemos que algunas de ellas consiguieron atravesar el perímetro”, dijo Michael McCaul, presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes. “Ella es de verdad. Lo que no sabemos es cuántas viudas negras más están ahí afuera.”

La ciudad Volgogrado, al sur de Sochi, fue sacudida a finales de diciembre por dos ataques suicidas que mataron a 34 personas e hirieron a decenas. Un grupo extremista islámico de Daguestán colocó un video en internet, el domingo, en el que se atribuyó los ataques y amenazó con lanzar otros durante los Juegos de Sochi.

Material distribuido por la policía a personal del hotel contenía, además, las fotos de otras dos mujeres: Zaira Aliyeva, de 26 años, y Dzhannet Tsajayeva, de 34. Dicen que las mujeres han sido entrenadas “para perpetrar actos de terrorismo”.

Advirtieron que las dos mujeres “probablemente están entre nosotros” pero no dicen específicamente si se encuentran en Sochi.

Los olímpicos se celebrarán entre el 7 y el 23 de febrero. Rusia ha montado una intensa operación de seguridad en la ciudad, pero persisten preocupaciones de un ataque.