CANCÚN, 21 de enero.- Atlante aún disfruta del triunfo conseguido en el Estadio Jalisco ante su más cercano competidor en la lucha por no descender, el Atlas del Guadalajara, pero saben que el próximo domingo tienen una difícil prueba cuando enfrenten a las Chivas de Guadalajara, encuentro que los jugadores llaman “la siguiente final”.

“Ya nos merecíamos tres puntos, en las dos primeras fechas habíamos jugado muy bien y no se dio el resultado que salimos a buscar”, declaró el paraguayo Salustiano Candia.

No obstante, dijo que “hoy, por suerte, estamos disfrutando un triunfo que sabe a más de seis puntos, porque era un rival directo e hicimos mejor que ellos las cosas, creo que fuimos justos vencedores”.

Atlante, último en la tabla de porcentaje, y Atlas, penúltimo en la misma lista, están enfrascados en una desesperada lucha por evitar el descenso de la Primera División del futbol mexicano, con tan sólo 5 puntos de diferencia entre ambos.

El defensa azulgrana enfatizó que “sinceramente nosotros valoramos mucho el triunfo ante un rival directo y a partir de hoy estamos metidos en lo que va a ser el juego contra Chivas”.

Adelantó que “va a ser un partido muy complicado también, hay que ir con la misma actitud que contra Atlas, entendiendo que es otra final y vamos a tratar de tomarlo así, por ello tenemos que trabajar muy bien en la semana y llegar lo mejor preparados al partido del domingo”.

El jugador sabe que el trabajo diario es importante para encontrar la anhelada salvación, posibilidad que tienen en sus manos.

“Vale para nosotros lo que va a pasar en el día a día, de estar preparados para enfrentar de la mejor manera cada encuentro y con la clara conciencia de que tenemos todo en nuestras manos para salir de la situación en la que nos encontramos, así que en eso seguiremos trabajando sin hacer caso de lo que diga el entorno”.

Atlante se encuentra en la posición 10 en la tabla general del Torneo Clausura 2014 con cuatro unidades, una menos que el equipo de las Chivas que se encuentra en el séptimo peldaño.

fdr