CIUDAD DE MÉXICO, 21 de enero.- El juicio contra los seleccionados franceses, Franck Ribéry y Karim Benzema, se reanudó el día de ayer por acusaciones de pagar a Zahia Dehar, una menor para mantener relaciones sexuales en 2008 y 2009, cuando la joven tenía 16 y 17 años.

Ribéry ha admitido que le pagó a Dehar para mantener relaciones sexuales, pero que no sabía cuántos años tenía ella.

Por su parte, Benzema ha negado haber tenido alguna relación sexual con la joven.

En Francia no es ilegal pagar por sexo, pero sí es la prostitución de menores de edad.

Los jugadores no estarán presentes en el juicio, que durará cuatro días.

Los abogados de Ribéry y Benzema confían en que los dos jugadores sean absueltos. Destacan que un fiscal parisiense declaró durante una investigación que no había evidencias para probar que el jugador del Bayern Múnich y el del Real Madrid podrían haber sabido la edad de Dehar.

Dehar dice que Ribéry la llevó a Múnich para festejar su cumpleaños en el 2009 cuando ella tenía 18 años. Indicó, no obstante, que le mintió a los jugadores acerca de su edad y les dijo que era mayor de edad.

Después de esos incidentes, Zahia pasó de las portadas amarillistas a ser modelo. Incluso, asistió hace unos días a la presentación de la colección primavera-verano 2014 de Versace.

ald