CIUDAD DE MÉXICO, 21 de enero.- El Barcelona ya analiza lo que será el nuevo Camp Nou, que permitiría construir un inmueble conservando la estructura actual. La casa del conjunto blaugrana seguiría en Les Corts, pero con un aspecto externo e interno muy diferente.

La Junta Directiva presentó la propuesta, que incorporaría mejoras en funcionalidad, accesibilidad, movilidad, sostenibilidad, modernidad y calidad, mediante un urbanismo al servicio de las personas y la ciudad.

La capacidad del Camp Nou se ampliaría y pasaría de los casi 100 mil espectadores a los 105 mil.

En las gradas se construiría una nueva primera más vertical y con mejor visibilidad, mientras que la segunda se mantendría tal como se encuentra en estos momentos y la tercera se completaría.

Se construiría un nuevo eslabón de palcos, restaurantes con vistas al terreno de juego, “superboxes” y otros servicios VIP entre la primera y segunda grada. En esta zona se añadirán tres mil 500 asientos para completar un total de cinco mil 700.

Los pasillos se mejorarán. Se construiría un anillo perimetral de servicios y accesos para facilitar la circulación interior, mejorando la oferta gastronómica, los servicios públicos y la operativa del servicio de limpieza. Se incluirían escaleras mecánicas y ascensores para acceder a toda la tercera grada.

En el estacionamiento se incrementará la capacidad a cinco mil autos.

En caso de aprobarse la propuesta, las obras se iniciarían en mayo de 2017. Durarían cuatro años, hasta febrero de 2021.

ald