CIUDAD DE MÉXICO, 21 de enero.- Siempre tuvo un gran respeto al presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Sulaimán, pese a tener algunas diferencias, afirmó el entrenador de Ignacio Beristáin

Presente en la última misa que se realizó ayer, en la Basílica de Guadalupe, en memoria de Sulaimán, el instructor de 14 boxeadores mexicanos campeones del mundo señaló que se ausentó del servicio funerario por estar fuera de la Ciudad de México y por eso asistió a esta ceremonia.

“Sí, tuvimos algunas diferencias, pero nunca se perdió el respeto que él me tenía y que yo le tengo. Por eso estoy aquí para honrar a un hombre que ahora dejó una leyenda.

“Siempre voy a estar agradecido porque asistió a la inauguración de mi gimnasio y ahora yo vengo acá, porque no pude venir antes”, indicó.

Luego de haberle dado un emotivo abrazo a Mauricio, hijo de José Sulaimán y secretario  general del CMB, Beristáin señaló que es el indicado para encabezar el organismo tras el fallecimiento del dirigente.

“Creo que tiene la medida. Por toda la experiencia que tuvo de su padre, por estar siempre muy cerca de él. Mauricio, además, es un muy buen muchacho y muy preparado por lo que sería el indicado.

“Es muy difícil llenar los zapatos de José Sulaimán. Él hizo grandes cosas y era una gran persona, y creo que sólo Mauricio podría llegar a igualar lo que hizo por el boxeo”, dijo el mánager.

Mauricio ha señalado tras la muerte de su padre que de momento no le interesa ocupar la presidencia del CMB.