CANCÚN, 20 de enero.- El internacional mexicano Rafael Márquez, defensa del León local, dijo hoy que el de Brasil 2014 será el último Mundial de su larga carrera porque el siguiente lo jugaría "con bastón".

"En Brasil sería el último porque el siguiente ya sería con un bastón", declaró Márquez durante una visita a Cancún, en el Caribe mexicano, para presentar proyectos sociales de la fundación que lleva su nombre.

El exjugador del Barcelona disfrutó un buen torneo con el León y volvió a la selección tras una larga ausencia para ser parte del grupo que ganó el cupo en la repesca contra Nueva Zelanda y su alto rendimiento lo mantiene como uno de los probables integrantes de la selección mexicana para el Mundial.

"Se logró la clasificación al Mundial y eso es lo que cuenta. Todavía queda tiempo y mucho trabajo qué hacer para ganarse un puesto en la selección", comentó el jugador.

Márquez ha jugado en el Atlas mexicano, el Mónaco francés, el Barcelona español, el Red Bulls de Nueva York estadounidense y ahora en el León. Fue mundialista en Corea del Sur-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

cmb