LISBOA, 20 de enero.- Cristiano Ronaldo recibió el lunes de manos del presidente de Portugal el título de Gran Oficial de la Orden del Infante Don Enrique, la máxima condecoración que otorga esa nación a sus ciudadanos.

CR fue elevado de Oficial, el quinto de los seis niveles de la orden, a Gran Oficial, que representa el tercer nivel. El técnico José Mourinho y Nelson Mandela también tienen ese nivel.

El delantero de Real Madrid y de la selección portuguesa dijo que era "un momento de gran orgullo" que lo "motivará para seguir trabajando incluso más duro en el futuro".

"Empecé a jugar para divertirme", expresó el ariete de 28 años durante la ceremonia en el palacio presidencial. "Todavía falta para que me retire y espero ganar más trofeos a nivel de clubes y a nivel de selección".

CR, el futbolista del año de la FIFA en el 2008 y en el 2013, es el deportista más conocido de Portugal. Tiene 109 partidos con la selección --está tercero en la lista de jugadores con más encuentros con esa casaca-- y está empatado con Pauleta, ya retirado, al tope de la lista de máximos goleadores, con 47 tantos. Es la gran esperanza de su país de cara a la Copa Mundial de mediados de año en Brasil.

"Ganar el mundial es un sueño", dijo Cristiano. "Sería el punto máximo de mi carrera".

El presidente Anibal Cavaco Silva dijo el futbolista se merece el reconocimiento porque "le da prestigio a Portugal en todo el mundo".

Agregó que, al margen de su talento natural, Cristiano es un ejemplo para los jóvenes "por su empeño, su disciplina, su determinación y sus deseos de ganar".

A la ceremonia asistieron familiares de Cristiano, funcionarios de los gobiernos de Portugal y España, el presidente del Real Madrid Florentino Pérez y el técnico de Portugal Paulo Bento.

cmb