CIUDAD DE MÉXICO, 19 de enero.- En medio de una fuerte presión por la falta de resultados, abucheos, gritos de la afición que demandan su salida y el regreso de Hugo Sánchez, José Luis Trejo mantiene en suspenso su puesto como técnico de los Pumas.

El técnico de Pumas se encuentra en esa disyuntiva, luego de que el equipo sufrió su segunda derrota del torneo, llegó a nueve meses sin ganar en casa y sigue arrastrando una mala racha, tras la derrota de este día 0-2 contra Toluca, lo que le llevó a ofrecer una breve rueda de prensa para evitar los cuestionamientos sobre su continuidad.

A los malos resultados y antipatía que el timonel tiene con los seguidores del equipo auriazul se le debe sumar la presentación de renuncia que hizo el director deportivo, Mario Trejo, al patronato del club, lo que pone al timonel en la cuerda floja al frente del equipo, toda vez que él lo trajo para hacerse cargo del plantel.

Más serio de lo acostumbrado, José Luis Trejo, salió a ofrecer su conferencia de prensa al término del partido en el Estadio Olímpico Universitario, en el cual fue blanco, junto a sus jugadores, de toda clase de gritos, insultos y objetos que les aventaron desde la tribuna rumbo al vestidor.

“Quiero hacer un comentario rápido acerca del partido, no fue lo que esperábamos por cómo nos cayeron los goles, cuando estábamos en mejor momento, es todo lo que quiero decir, gracias”, dijo y se retiró, sin dar oportunidad a cuestionamientos.

A su salida de la sala prensa del inmueble dejó en el aire muchas preguntas, dudas y respuestas, pues con su rápida huida evitó los cuestionamientos de los reporteros sobre su continuidad o posible renuncia en el cargo, lo que dio origen a un serie de especulaciones.

Estas se fortalecieron con lo anunciado minutos después en la zona mixta por el director deportivo del club, quien dijo presentar su renuncia al patronato, producto de los malos resultados del equipo y como responsable de traer al cuerpo técnico encabezado por José Luis Trejo.

A la salida del estadio, algunos jugadores también recibieron insultos y reclamos por parte de los aficionados, como fue el caso de Martín Bravo, a quien le gritaron, “Bravo ratero, Bravo ratero”, al salir del inmueble.

En las próximas horas se definirá el futuro de Mario Trejo, con la respuesta del patronato, y de José Luis, quien estaría destinado a salir del plantel universitario en caso de concretarse la renuncia del aún director deportivo de Pumas.