MILÁN, 19 de enero.- El atacante Mario Balotelli, salvó este domingo al AC Milán del empate con el Verona, al marcar el solitario gol con el que se impusieron 1-0, en lo que fue el debut del holandés Clarence Seedorf al frente del equipo.

San Siro, albergó esta tarde la vigésima jornada de la Serie A, en la que Seedorf se estrenó como entrenador “rossonero” y gracias a Balotelli, pudo iniciar con el pie derecho esta nueva aventura.

El triunfo no fue fácil, el Verona supo plantarle cara y pocas ocasiones fueron las que pudo crear el cuadro de casa, pese a tener la posesión del balón.

Todo parecía indicar que se repartirían los puntos, sin embargo, “Súper Mario” no desperdició un penal al minuto 82, para otorgarle el triunfo al AC Milán, que con 25 puntos escalaron a la décimo primera posición de la tabla.

Los “mastines” por su parte, sufrieron su segundo descalabro al hilo y con 32 unidades, se mantienen fuera de los puestos europeos, marchan en el sexto peldaño de la clasificación.

cmb