PACHUCA, 18 de enero.- Pachuca acabó con su sequía goleadora, se sobrepuso a una desventaja tempranera y se reconcilió con su público, que le había despedido con abucheos al irse al descanso, para vencer 2-1, al Tijuana en el estadio Hidalgo.

El argentino Cristian Pellerano adelantó a Xolos al minuto seis, ventaja que mantuvo hasta el descanso. El ecuatoriano Enner Valencia emparejó al 66, para marcar el primer gol de “Tuzos”, en el Torneo Clausura 2014 y acabar con 246 minutos sin anotación, su compatriota Walter Ayovi, de pena máxima dio la voltereta al 71.

Con ese primer triunfo del certamen, el equipo de Enrique Meza sumó cuatro puntos, mientras la escuadra dirigida por el venezolano César Farías, se quedó con cuatro.

La escuadra fronteriza llegó a la capital hidalguense decidida a sacar mínimo el empate y se ordenó bien atrás, esquema con el cual nulificó los tibios avances de los anfitriones.

Aparte de ello, la visita se sintió fuerte con el gol de Pellerano a los seis minutos, un balazo que ingresó por el ángulo derecho para vencer a Óscar Rojas. Golazo.

La escasa profundidad de Pachuca propició que el técnico Enrique Meza hiciera un cambio desde el primer lapso, movimiento que redituó ya hasta el complemento, cuando vino la voltereta. Ello tras irse entre abucheos de la afición reunida en el estadio Hidalgo.

Fue hasta el 66 que se registró el primer gol de “Tuzos” en el Clausura 2014, en un cabezazo del refuerzo ecuatoriano Enner Remberto Valencia, cuando “Superman” apareció a las espaldas de Pellerano y cabeceó picado a la derecha en el área, ante un impávido arquero Cirilo Saucedo, para dejar en 246 minutos la sequía de gol del local.

Casi de inmediato llegó la voltereta, en una pena máxima marcada por el ecuatoriano Walter Ayoví, al 71, que bastó para el triunfo de los pupilos de Enrique Meza.

ald