MINNEAPOLIS, Minnesota, 18 de enero.- El estadio Metrodome de los Vikingos de Minnesota fue desinflado por última vez.

Funcionarios de la Autoridad de Instalaciones Deportivas de Minnesota abrieron las válvulas del estadio por última vez para comenzar a desinflarlo a las 7:15 de la mañana. Los ventiladores que soplaban el aire que sostiene el techo fueron apagados, en una operación que demoró unos 35 minutos.

La agencia gubernamental dio el visto bueno para el operativo, a pesar de algunas preocupaciones sobre el clima. Según el Servicio de Meteorología, en la región cayeron entre cuatro y cinco pulgadas de nieve durante la noche, y había viento de 5 a 10 millas por hora el sábado por la mañana.

El estadio fue desinflado para construir una instalación nueva, a un costo de mil millones de dólares, casi en el mismo lugar donde está ubicado el Dome en el centro de Minneapolis.

"Se trata de un día triste y emocionante al mismo tiempo", contempló el subdirector de la autoridad, Bill McCarthy.

El estadio fue inaugurado en 1982, y fue el hogar de los Vikingos y de los Mellizos de Minnesota de Grandes Ligas. Los Mellizos se fueron a un estadio nuevo, el Target Field, en 2009. Los Timberwolves de la NBA jugaron allí su primera campaña en la liga en 1989.

ald