LOS ÁNGELES, 18 de enero.- El propio Clayton Kershaw tiene problemas para asimilar su contrato de 215 millones de dólares por siete años con los Dodgers, lo que lo convierte en el pitcher mejor pagado de las Mayores.

El lanzador de 25 años comentó que tal cantidad de dinero es “un poco incómoda” para él. Kershaw y su esposa, Ellen, han platicado respecto de a dónde destinarán el dinero, y la mayor parte de las ideas van hacia obras de caridad. 

La pareja, que aún no tiene hijos, sustenta un orfanato en África y dos grupos que se encargan de organizar actividades extraescolares en Los Ángeles y Dallas.

“Ellen y yo entendemos los efectos que este dinero puede tener en mucha gente”, dijo. “También sabemos que al que mucho se le da también mucho se le exige, así que vamos a tratar de responder a eso. El dinero es una tremenda bendición y también una tremenda responsabilidad”.

Este contrato rompió el récord para un pitcher al superar el de 180 millones de Justin Verlander, también por siete años, con Detroit.

El salario promedio de Kershaw será de 30.7 millones de dólares por temporada, superando en este rubro a los 27.5 millones de Alex Rodríguez desde que en 2007 firmó un contrato de 10 años con los Yanquis. Lanzó 236 entradas la campaña anterior, con este nuevo contrato y con base en esta cifra estaría cobrando 127 mil dólares por episodio. En 2013 tuvo un récord de 16-9, 232 ponches y 1.83 de ERA.