CIUDAD DE MÉXICO, 17 de enero.- El cuerpo de José Sulaimán es velado por familiares y amigos quien murió ayer a los 82 años luego de que su salud se fue deteriorando desde hace meses.

Los restos de quien se mantuvo por 38 años al frente del Consejo Mundial de Box (CMB) son velados en el Panteón Francés, ubicado en Legaria y Río San Joaquín.

Sulaimán, que perdió la vida en un hospital de California, Estados Unidos, es considerado como “el padre del boxeo”, mote que al mismo tiempo de recordar que fue uno de los principales promotores de los boxeadores mexicanos.

El oriundo de Ciudad Victoria, Tamaulipas, llegó al CMB en 1975 cuando el organismo tenía sólo 21 países afiliado, a la fecha ya suman 164. 

jpg