CIUDAD DE MÉXICO, 17 de enero.- El fallecido presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Sulaimán, fue un "líder nato", afirmó hoy el dirigente deportivo, Carlos Padilla.

Fue una excelente persona y, desde luego, un líder deportivo nato de grandes cualidades. Siempre preocupado por los boxeadores, no sólo de México, sino de todo el mundo", dijo Padilla de Sulaimán, quien murió el jueves en un hospital de Los Ángeles a los 82 años.

Como una pérdida para el deporte mexicano, por la capacidad de liderazgo que mostró en su vida, calificó la desaparición del 'zar del boxeo el director general de la Comisión del Deporte de México (Conade, oficial), Jesús Mena.

Como una pérdida para el deporte mexicano, por la capacidad de liderazgo que mostró en su vida, calificó la desaparición del 'zar del boxeo el director general de la Comisión del Deporte de México (Conade, oficial), Jesús Mena.

Sulaimán "se caracterizó siempre por su cercanía con los boxeadores. Es una pérdida importante para el deporte mexicano", añadió Mena.

La Asociación de Medallistas Olímpicos Mexicanos se unió a las condolencias al señalar que Sulaimán "fue una figura trascendente en la historia del deporte mexicano además de un icono de la caballerosidad".

Murió a los 82 años de edad

La vida de José Sulaimán Chagnón, mandamás del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) desde 1975, terminó ayer por la tarde, a los 82 años,  en un hospital de Los Ángeles, California, donde estaba internado desde hace más de 100 días.

El CMB dio a conocer la noticia a través de su cuenta oficial de twitter: “Lamentamos mucho informar el fallecimiento de nuestro queridísimo presidente, Don José Sulaimán, descanse en paz.”

Los restos del dirigente, nacido nació el 30 de mayo de 1931 en Ciudad Victoria, Tamaulipas, fueron trasladados a la Ciudad de México ayer y hoy, al medio día, tendrá lugar el sepelio en el Panteón Francés.

De madre siria y padre libanés, Sulaimán se desempeñó como boxeador, entrenador, réferi, juez, promotor y miembro de la comisión de boxeo de San Luis Potosí desde los 16 años.

Ingresó al CMB en 1968, cinco años después de que fue creado el organismo, y para 1975, en una convención realizada en Túnez, fue electo de manera unánime como presidente del organismo. Nunca dejó esa posición.

El CMB tenía 21 países afiliados. Bajo su mando, Sulaimán convirtió al boxeo en un negocio, logró hacer de este uno de los organismos más importantes del mundo y actualmente tiene 160 afiliados.

El gran legado de Sulaimán fue la protección que se brindó a los deportistas. Promovió la reducción de 15 a 12 rounds en las peleas, incluyó una cuarta cuerda en el cuadrilátero para disminuir el riesgo de lesiones en la cabeza, decretó que el pesaje se realizara un día antes y exigió a los boxeadores tener al menos un chequeo médico al año. (Con información de Saúl Trujanoy  Emmanuel Campa)

Fg