BARCELONA, 16 de enero.- Con dos goles en tres minutos el Espanyol evitó el “alcorconazo” en la Copa del Rey, luego de imponerse 4-2 (4-3 global) al equipo de la Segunda División.

El Alcorcón, que en la “ida” de los octavos de final de esta competición consiguió ventaja de 1-0, incrementó la cuenta en Cornellá-El Prat a los cuatro minutos con Oscar Plano, y pareció sentenciar la eliminatoria a los 80´ mediante Peral Javito.

Sin embargo, el portugués Simao Sabrosa (10) y Sergio García (de penal al 23), le dieron esperanzas a los suyos, aunque los “héroes” fueron Víctor Álvarez y el luso Pizzi, al firmar la voltereta en tres minutos, anotaron a los 84´ y 87´ de manera respectiva.

Los “periquitos”, dirigidos desde el banco por Alfredo Tena puesto que el técnico mexicano Javier Aguirre se encuentra suspendido, estuvieron carentes de idea ante el buen orden que mostró su adversario.

Si bien se marcharon al descanso arriba en el marcador, a esas alturas se encontraban eliminados por el gol de visitante. Durante el complemento, ante la nula respuesta, fueron abucheados por la afición que se dio cita en Barcelona.

Los silbidos se incrementaron una vez que Javito puso el 2-2 (3-2 global), lo que suponía el temido “alcorconazo” para indignación del público.

A los 84 minutos Víctor Álvarez devolvió las esperanzas con disparo raso que increíblemente se coló al fondo de la red, con este tanto, los “blanquiazules” parecieron reaccionar, sacaron el orgullo y para el 87 Pizzi, con potente remate desde fuera del área, logró la voltereta y la clasificación.

Con el 4-2 (4-3) Tena no arriesgó y mandó a sus jugadores hacia atrás, a falta de dos minutos para el final, ingresó al central mexicano Héctor Moreno para evitar sorpresas y conseguir así el pase a cuartos de final de la Copa.

cmb