NUEVA JERSEY, 15 de enero.- Unos 4.000 oficiales gubernamentales y privados patrullarán el estadio MetLife el día del Super Bowl, informó el miércoles la policía.

Los funcionarios presentaron el miércoles detalles del plan de seguridad para el estadio ubicado en East Rutherford, Nueva Jersey.

Los fanáticos que lleguen al partido del 2 de febrero en transporte colectivo se toparán con un perímetro de seguridad que se extenderá por 91 metros (300 pies) desde las entradas del estadio. Desde allí, serán canalizados hasta pabellones provisionales para ser sometidos a revisiones de seguridad similares a las que hay en los aeropuertos.

Tras bastidores, el FBI y otras agencias de seguridad vigilarán el lugar para detectar cualquier amenaza de terrorismo, y además habrá barredoras de nieve en caso de mal clima.

Los funcionarios dijeron que estudiaron Super Bowls anteriores para prepararse para problemas, como el apagón que afectó el partido del año pasado en Nueva Orleáns.

cmb