CIUDAD DE MÉXICO, 15 de enero.- Con el fin de que no se meta en más problemas con los árbitros y detener la persecución que hay en su contra, la cual fue señalada en su momento por Miguel Herrera, Rubens Sambueza será multado por el técnico Antonio Mohamed por cada tarjeta que se gane de manera injustificada.

Al respecto, Sambueza consideró que la medida le ayudará a enfocarse a lo suyo, que es “jugar y disfrutar del futbol” y a no pensar más en que los jueces obran en su contra, lo cual mermó su rendimiento en repetidas ocasiones. No cambiará en su manera de jugar, pero sí será más mesurado en sus actitudes.

"Creo que eso es bueno para mí, para jugar tranquilo. Lo que pasa es que cuando a uno le cometen tantas faltas de manera
reiterada uno se molesta y busca hablar con el árbitro, pero de la mejor manera, no insultando ni nada. No me pueden sacar más amarillas ni tarjetas rojas, porque tendré una multa interna con el técnico”, aclaró.

Por otra parte, aplaudió que Ricardo Ferretti reculara en su opinión de que el América juega con 12 elementos, la cual vertió tras la derrota de sus Tigres en la jornada uno y que reiteró en una ocasión más. 

"Si él se retractó es por algo, sintió que estuvo mal al decir esas cosas. He tenido al Tuca y es una gran persona, que lo dijo en un momento de calentura, nada más. Nosotros no sentimos que jugamos con 12, y si hay esa percepción es porque Chucho juega con nosotros”, mencionó.

Sambueza espera que las recientes polémicas en las que se ha visto inmiscuido el arbitraje ayuden, a que mejore, porque no es una intención que existe sólo en el equipo regiomontano ni en las Águilas, sino en el futbol mexicano en general. Mientras tanto, aclaró, en su club tratarán de no complicarle su labor.

En lo que respecta a su deseo de jugar con el Tricolor, señaló que aún está a la espera de que la FIFA le dé una respuesta de la carta que envió, en la que explica porqué jugó un Mundial con la  selección Sub 17 de Argentina.

Jesús Molina, por su parte, confía en recuperar su puesto en el cuadro titular, después de que el semestre pasado lo viviera mayormente en la banca.

"En lo personal se puede decir que es un retroceso en mi carrera, porque he dejado de jugar. He perdido un poco de ritmo, pero uno lo va asimilando y trata de afrontar este rol; ahora me toca entrar de cambio y obviamente que en mi mente está ser titular, estar en el Mundial y sé que hay posibilidades”, comentó.