MADRID, 14 de enero.- Atlético de Madrid sacó provecho de dos tiros de esquina para vencer este martes 2-0 a Valencia y clasificarse por un global de 3-1 a los cuartos de final de la Copa del Rey.

Un sufrido triunfo fue el que consiguió esta tarde el Atlético en el estadio Vicente Calderón, donde afrontaron la vuelta de los octavos de final, escenario al que ambos llegaron con iguales posibilidades de avanzar tras el empate 1-1 en Mestalla.

Los “ches” no tardaron en apoderarse del balón, sin embargo, debieron ser muy pacientes para poder superar a la zaga contraria; el “Atleti” esta temporada se ha destacado por su orden y buen funcionamiento y hoy no fue la excepción.

Conscientes de la calidad ofensiva de su adversario, los visitantes tampoco concedieron espacios atrás y con una apretada marca sobre Diego Costa trataron de anular el ataque “rojiblanco”, el cual tuvo que conformarse con disparos largos.

El portero Vicente Guaita atajó sin muchos problemas los remates, mientras el belga Thibaut Courtois poca presencia tuvo en la primera mitad; sólo intervino al minuto 41, tras potente disparo de Juan Bernat.

Para la segunda mitad, los “colchoneros” redoblaron esfuerzos y al minuto 51, el uruguayo Diego Godín no desperdició la mala salida de Guaita en un tiro de esquina, para rematar a placer y romper el cero.

El entrenador Juan Antonio Pizzi, quien no convocó al mexicano Andrés Guardado, le pidió mayor intensidad a los suyos y para el 62, Courtois se convirtió en el “salvador” con dos atajadas seguidas.

En la primera tapó el remate de Helder Postiga desde el corazón del área y enseguida desvió un potente disparo desde fuera del área a tiro de esquina.

El cuadro “naranjero” jugaba en el área rival, aunque los anfitriones también tuvieron ocasiones y al 88, dispusieron de un nuevo tiro de esquina, mismo que acabó en gol, obra de Raúl García, para sentenciar la eliminatoria.

cmb