MADRID, 13 de enero.- Los futbolistas Cristiano Ronaldo, del Real Madrid, y Lionel Messi, del Barcelona, intercambiaron halagos, tras reconocer el uno del otro la calidad futbolística mostrada en los últimos tiempos.

En una rueda de prensa conjunta horas antes de la gala de la FIFA Balón de Oro 2013 en el Palacio de Congresos de Zúrich, el argentino Lionel Messi, ganador de cuatro de estos galardones, dijo que estar allí ya es en sí un premio.

"Es admirable lo que viene haciendo Cristiano en su club y en su selección, ya destaqué la clase de jugador que es. Más allá de que somos rivales, en el Madrid y en el Barça, la competencia, los buenos jugadores hay que destacarlo", manifestó.

Por su lado, el portugués Cristiano Ronaldo dijo que "es importante haber coincidido con Messi. Es un orgullo poder competir con los grandes jugadores".

En esta rueda de prensa también estuvo el tercer nominado, el francés Franck Ribéry, quien opta con ellos al Balón de Oro 2013, y los dos jugadores de la Liga española se mostraron optimistas sobre su situación de cara a este galardón.

"Haber llegado aquí ya es un premio. Es mi séptimo año en esta gala. Con eso es más que suficiente. Ojalá pueda conseguir otro pero estar aquí ya es un alegría", sostuvo "La Pulga", quien ha ganado cuatro veces este título.

"No pienso en nada, sólo espero seguir al mismo nivel y consiguiendo cosas con el Barcelona y con Argentina. Es muy lindo todo lo que tuve, la suerte de ganar, pero ya quedó atrás, hay que mirar hacia delante", dijo al ser preguntado cómo influían sus títulos a su aspiración de este año.

Por su parte, Cristiano Ronaldo coincidió en que estar en ese podio al lado de Messi y Ribéry ya es un triunfo, y aseguró que si gana el Balón de Oro "bien", y si no lo gana "la vida sigue y eso no va cambiar, ni mi calidad de juego, ni mi vida.

"A mí me hace muy feliz estar aquí, todos queremos ganar, no voy a mentir, pero como ya he dicho, lo que quiero es dar siempre lo máximo de mí mismo", agregó el delantero portugués.

En tanto, Ribéry, jugador del Bayern Munich, expresó: "Estoy muy contento de estar aquí. Es un gran placer y un honor estar con estos jugadores. Tengo suerte de poder competir para llevarme este trofeo".

En esta comparecencia estuvieron los aspirantes al título de Mejor Entrenador 2013, los alemanes Jupp Heynckes, que la temporada coronó en su país y en Europa al Bayern de Munich) y el subcampeón en ambas competencias, Jürgen Klopp, del Borussia Dortmund.

Heynckes reconoció que su caso es especial porque ya dejó la carrera como entrenador y la temporada pasada la dio mucho, aunque si gana el premio "sería la guinda del pastel".

Klopp, por su lado, consideró que Hyenckes es un ejemplo como entrenador, y que le felicitaría si le conceden el título de Mejor Entrenador: "Le deseo lo mejor y espero que lo gane".

 

mef