CIUDAD DE MÉXICO, 12 de enero.- Tras la quinta semana de la campaña numerosos medios en Estados Unidos publicaron que los días de Ron Rivera con Panteras estaban contados. Pero en la sexta fecha el equipo inició una racha de  ocho victorias en fila en las que se impuso a pesos completos como 49’s y Patriotas en semanas consecutivas. Ahora, el entrenador es candidato a coach del año.

Rivera, de padre puertorriqueño y madre con raíces mexicanas, dio sus primeros pasos como linebacker en la NFL hace 30 años cuando fue seleccionado por Chicago (del coach Mike Ditka), equipo con el que ganó el Super Bowl XX.

Rivera recuerda el duro carácter de su viejo coach. “Mike un día nos dijo: ‘La buena noticia es que vamos a ir alSuper Bowl, la mala es que no todos ustedes estarán en él’”. 

Y agregó: “En aquel equipo llegábamos más temprano y nos quedábamos más tiempo para ver los videos juntos, eso mismo hemos estado haciendo aquí en Carolina”, dijo Rivera.

Del otro lado estará alguien que también se formó como profesional bajo las órdenes de Ditka, aunque su relación terminó con un pleito en 1992 cuando el entrenador acusó a Jim Harbaugh de que pretendía “saber más que el coach”.

Hoy se enfrentan estos dos ex pupilos de Ditka al mando de  defensivas que imponen: la de Carolina fue la segunda en la Liga y la de San Francisco fue la quinta. Panteras tuvo la mayor cifra de capturas con 60 y al cuarto jugador con más tacleadas Luke Kuechly (156) mientras 49’s tiene al quinto, NaVorro Bowman (145).