CIUDAD DE MÉXICO, 12 de enero.- El primer Grand Slam de 2014 es el inicio de una encarnizada competencia por la cima de la ATP que está en manos de Rafael Nadal, pero que es amenazada por el serbio Novak Djokovic, quien reclama el puesto que alguna vez ya le perteneció durante 88 semanas.

Detrás de ellos está el escocés Andy Murray, quien luego de ganar los Grand Slam del US Open, en 2012, y especialmente el del año pasado en Wimbledon, se quitó un enorme peso de encima.

El argentino Juan Martín del Potro también sobresale entre los contendientes, no sólo a ganar el torneo, sino a ascender en el ranking tal y como lo hizo antes de lesionarse la muñeca hace tres años.

Nadal, ausente en Melbourne en 2013 debido a un problema estomacal, tendrá la ventaja que cada ronda que avance le significará más puntos para su ranking, mientras que Djokovic, campeón defensor, tiene la obligación de ganar el cetro para no alejarse del español.

Djokovic va por su quinto título en el certamen y el cuarto en fila tras coronarse en 2008, 2011, 2012 y 2013.

El Abierto de Australia también será un buen parámetro para ver los posibles alcances del suizo Roger Federer luego de un 2013 lleno de incertidumbre, derrotas y solamente un título, contrario a su costumbre, ya que desde 2003, cuando brincó a la fama tras ganar Wimbledon, la menor cantidad de torneos que había ganado en una temporada fue de cuatro en 2008, 2009 y 2011.

El tercero en la siembra, el español David Ferrer, ya probó las mieles de avanzar a una final, aunque a poco le supo debido a la paliza que le dio Nadal en el duelo por el título de Roland Garros.

Contrario a la mayoría de sus compatriotas, Ferrer es un tenista capaz de dar buenas actuaciones en cancha dura, ya que de sus 20 títulos en la ATP, ocho han sido sobre pistas de cemento.

Ferrer, tres veces campeón del Abierto Mexicano, alcanzó las semifinales en Australia en 2011 y 2013, y los cuartos de final en las ediciones de 2008 y 2012.

En primera ronda Nadal tendrá un duro compromiso al enfrentar al australiano Bernard Tomic, 52 del ranking y finalista del Abierto de Sydney, tras perder ante Del Potro.

Djokovic abre su participación contra el eslovaco Lukas Lacko, mientras que Ferrer va ante el colombiano Alejandro González, 74 del mundo.

Murray, cuarto en la siembra, abre su participación contra el japonés Go Soeda, y el quinto favorito del torneo y flamante campeón en el Abierto de Sidney, Del Potro, enfrentará a un jugador proveniente de la calificación.

Federer arranca una histórica participación en contra del local James Duckworth, ya que llegará a 57 torneos de Grand Slams jugados de manera consecutiva.

 

Williams es la favorita

El reinado de la bielorrusa Victoria Azarenka está en riesgo debido al nivel de la uno del mundo, Serena Williams, quien el fin de semana pasado ya derrotó a la europea, para demostrar que no ha bajado su nivel y que busca acumular más títulos de Grand Slam a una brillante carrera.

Williams, quien a sus 32 años es la tenista de mayor edad en la cima del circuito de la WTA en la historia, sumó 11 títulos en 2013 y ya obtuvo el primero de la actual temporada, al derrotar en Brisbane a Azarenka.

Ambas jugadoras lucen como las más sólidas para pelear por el título en la cancha de Melbourne Park, ya que son las dos que han puesto calma en las turbias aguas del circuito femenil, el cual durante años sufrió de la inconstancia de las jugadoras que llegaron a ocupar el primer sitio pero sin ser dominantes.

Detrás de ellas está la rusa y tercera favorita, Maria Sharapova, quien podría ser otra de las tenistas actuales que compitan con Serena y con Vika pero, lamentablemente, las lesiones la han afectado al grado de que dejó de jugar durante los últimos meses de la temporada anterior, debido a una dolencia en el hombro.

Detrás de ellas tres la inconsistencia se apodera nuevamente de la WTA.

La china Na Li, cuarta en la clasificación mundial, ya logró ganar un Grand Slam (Roland Garros en 2011) y ha sido finalista en dos ocasiones en Australia (2011 y 2013), pero Li ha quedado fuera en otros torneos grandes en las primeras rondas.

Las siguientes en el top 10, la polaca Agnieszka Radwanska, la checa Petra Kvitova (campeona de Wimbledon en 2011), la italiana Sara Errani, la serbia Jelena Jankovic, la alemana Angelique Kerber y la danesa Caroline Wozniacki no tienen, aparentemente, el nivel para competirles a las tres primeras sembradas.

Serena abrirá su participación ante la local Ashleigh Barty, mientras que Azarenka arranca la defensa del título en contra de la sueca Johanna Larsson; Sharapova comenzará su camino ante la estadunidense Bethanie Mattek-Sands.