KULM, Austria, 11 de enero.- Thomas Morgenstern, héroe olímpico del salto de esquí austríaco, parece tener heridas menos graves de lo que parecía tras una revisión efectuada hoy por los médicos que le atienden tras sufrir una terrible caída durante los entrenamientos de la especialidad en la estación de Kulm (Austria).

Morgenstern, según se informó en un primer momento, sufría un severo traumatismo craneoencefálico y una fuerte contusión en el pulmón, aunque su vida no corría peligro, tras su ingreso en el Hospital Universitario de Salzburgo.

Según informa la Federación austríaca de esquí, las heridas y lesiones "no son tan graves como parecían", después de la revisión médica efectuada hoy al saltador.

"Si un saltador sufre un accidente, todos deseamos su pronta recuperación. Todos estamos con él. Espero que Morgi esté bien pronto", dijo Wolfgang Loitzl, compañero de equipo de Morgenstern.

Alexander Pointner, entrenador jefe del equipo austríaco, trató un asunto espinoso: "Después de un accidente como éste hay que ver si el resto del equipo está en condiciones de seguir saltando".

ald