MADRID, 11 de enero.- Atlético de Madrid frente al Barcelona. Diego Simeone contra Gerardo Martino. Diego Costa ante Lionel Messi, y Thibaut Courtois o Víctor Valdés. El partido en el que el Barça visita al Atlético depara grandes duelos para el aficionado, pero ningún premio mayor que el de tomar la punta del campeonato al término de la primera vuelta y consecuente ventaja en la carrera por el título.

Ambos equipos ocupan la cima con 49 puntos, pero los
blaugranas son primeros por la diferencia de goles. El que gane lucirá el título honorífico de campeón de invierno en una de las temporadas más reñidas de los últimos tiempos.

El Atlético parece encontrarse ante una oportunidad histórica de reclamar su trozo del pastel, aunque el Barça también ansía dar un golpe sobre la mesa en el Vicente Calderón para dejar atrás al Atlético y obligar al Madrid a no perder más puntos.

En las grandes citas se crecen los mejores, y Messi no debe fallar a ésta, ya que el miércoles marcó dos tantos en media hora de juego ante el Getafe al que vencieron 4-0 en la Copa del Rey.

Aparentemente recuperado de la lesión sufrida en noviembre, Leo aseguró encontrarse “muy bien en lo físico. Jugué sin dolor. Estoy muy feliz. He vuelto con ilusión y ganas de un gran año”.

Simeone dispondrá finalmente de su once de gala tras retirarse la sanción al lateral Juanfran Torres. Tras ganar sus últimos encuentros con dificultades por relativo bajón en el juego, el Atlético seguirá depositando su suerte al contragolpe y a las acciones a balón parado, asignatura pendiente del Barça y curiosamente las mismas armas que significaron el último título colchonero en 1996.

“Jugamos en casa y tenemos gente que puede parar a Messi. Pensamos lo mismo que el técnico: Madrid y Barça están por encima. Nosotros peleamos y vamos en nuestra línea. Queda mucha liga”, insistió el delantero rojiblanco Diego Costa.

Otro duelo será el de los arqueros menos goleados: Thibaut Courtois (11) sobre el visitante Víctor Valdés (12).

“Si jugamos como sabemos podemos ganar. Necesitamos correr mucho, tener una buena organización defensiva y buscar el contragolpe”, opinó Courtois.