NUEVA YORK, 10 de enero.- La racha exitosa de los Warriors fuera de casa llegó a su fin y el coach Mark Jackson no ocultó sus frustración: “Fue un revés doloroso”.

La noche del miércoles,  Joe Johnson anotó 27 puntos para que los Nets vencieran por 102-98 a Golden State, con lo que Brooklin evitó que los Warriors sumaran 10 triunfos en fila y registraran la primera marca de 7-0 en la historia de la NBA en juegos como visitantes.

“Ciertamente fue una dolorosa derrota”, dijo Jackson.

“Estoy decepcionado de que no hayamos terminado de la manera correcta. Hay que darles el crédito a ellos. Fue un gran trabajo de su parte, pero no debemos olvidar el hecho de que tuvimos marca de 6-1 en esta gira fuera de casa”, agregó.

El estelar Stephen Curry anotó 34 puntos por los Warriors (24-14) que pretendían imponer un récord de franquicia de 11 victorias consecutivas en general y la primera gira invicta de siete partidos o más en la historia de la Liga, pero no lograron encestar un solo tiro de campo después del triple de Klay Thompson con 4:07 minutos de juego restantes, que en ese momento les dio una ventaja de 93-89.

Kevin Garnett sumó 11 de sus 13 puntos (una de sus mejores  actuaciones ofensivas con Brooklyn) en el último cuarto y robó un pase de Curry cuando los Warriors perdían por tres puntos a 12 segundos del final.

Los Nets (14-21) se recuperaron de una desventaja inicial de 16 unidades para lograr su cuarto triunfo al hilo, su mejor racha de la actual temporada.

“Es un muy buen equipo el que enfrentamos y al que derrotamos ”, dijo Garnett, que logró anotar al menos 10 puntos apenas por sexta ocasión en la campaña.

Asimismo, en actividad de la jornada de ayer, los Knicks (13-22) derrotaron 102-92 al Miami Heat (27-9) en Nueva York.