MONTERREY, 7 de enero.- Con malestar por haber perdido el primer partido del Clausura 2014, aunque con ganas de conseguir el triunfo el próximo sábado ante Pachuca, es el sentir dentro del plantel de los Tigres, así lo afirmó el guardameta felino Enrique Palos.

El portero norteño, manifestó que el equipo debe recomponer el rumbo y ante el mal comienzo del equipo comentó: “Nos deja (el descalabro de 3-0 contra América) con ese malestar de no haber sacado los tres puntos, pero estamos con ganas de cerrar filas y jugar”.

El guardameta dio ha cerrado el capítulo contra el América y se enfoca en el encuentro que sostendrán los universitarios antes los Tuzos, el cual considera que será un encuentro frente parejo, pero se mostró confiado en que los felinos mejorarán en su desempeño para obtener el triunfo, dentro de la segunda jornada del certamen.

“Pachuca es un rival que necesita puntos, tiene una derrota y va a ser un partido muy parejo, nosotros tenemos que estar atentos en todos los sectores de la cancha y volver a las bases que caracterizan a este equipo”, añadió.

Respecto de la posible sanción que podría recibir el técnico Ricardo Ferretti por criticar al arbitraje, el guardameta prefirió mantenerse al margen de la situación.

“Ya es caer en cosas de juicio, quien lo emite o lo ejecuta, uno tiene que mantenerse a lo que se dicta, tenemos que estar concentrados en nuestro trabajo”, agregó al término de la práctica que tuvo el equipo en sus instalaciones de La Cueva de Zuazua.

Tigres recibirá a Pachuca en el Estadio Universitario el próximo sábado, encuentro en el que ambos equipos buscarán sumar sus primeros puntos en el actual torneo.

fdr