RÍO DE JANEIRO, 7 de enero.- Un batallón especial de policía fue creado en Río de Janeiro para ayudar a controlar manifestaciones violentas durante el Mundial de Brasil 2014 y otros eventos deportivos y culturales que se realicen en instalaciones públicas, anunció el gobierno del estado.

La gaceta oficial del estado dijo que el batallón estará compuesto por unos 500 policías especialmente entrenados reclutados de unidades en todo el estado. Detalles del anuncio fueron publicados el martes por el portal noticioso G1.

El estadio Maracaná de Río será sede de siete partidos de la Copa del Mundo, incluyendo la final del 13 de julio.

En junio pasado, una oleada de violentas protestas sacudió diversas ciudades de Brasil en contra de alzas en los precios del transporte público, corrupción, malos servicios y los miles de millones de dólares que se gastan en la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos de 2016 en Río. Al menos seis personas murieron durante las protestas, y Río sufrió algunas de las más violentas.

Brasil anunció la semana pasada que 100 mil miembros de una unidad elite federal de seguridad ayudarán a controlar las manifestaciones que se esperan en el país durante el Mundial.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha criticado la lentitud de los preparativos para la Copa del Mundo, diciendo que Brasil ha sido el país más retrasado entre las naciones sede durante su tiempo en el cargo. Dijo que piensa que va a haber más protestas como las de junio que se realizaron durante la Copa Confederaciones, pero que tiene esperanzas de que no tengan impacto en el torneo.

Jerome Valcke, máximo funcionario de la FIFA a cargo de la Copa del Mundo, dijo que el torneo va a tener "el mayor nivel de seguridad que pueda imaginarse" para contener cualquier violencia.

Tren ligero en Cuiaba no estará listo para Mundial 

Un sistema de tren ligero que debía facilitar el movimiento de los aficionados en la remota ciudad brasileña de Cuiaba durante la Copa del Mundo no va a estar listo a tiempo para el torneo, dijeron el martes las autoridades.

Mauricio Guimaraes, que encabeza los proyectos del torneo en el estado de Mato Grosso, dijo que los ramales del tren no van a ser completados hasta diciembre, más de cinco meses después del fin del certamen.

Los proyectos de infraestructura en Mato Grosso han estado plagados por demoras, y reportes noticiosos aseguran que 47 de los 56 proyectos relacionados con el Mundial en el estado están retrasados.

El estadio Arena Pantanal, en Cuiaba, que será sede de cuatro partidos, comenzando con el Chile-Australia el 13 de junio, es uno de seis en Brasil que no cumplió con el plazo de entrega del 31 de diciembre fijado por la FIFA.

ald