CIUDAD DE MÉXICO, 7 de enero.- Martín Bravo, delantero de los Pumas de la UNAM, considera importante "ganar como sea" para levantar al equipo, que lleva más de ocho meses sin ganar en casa y que el pasado domingo se vio alcanzado en el marcador (2-2) por el Puebla en los últimos minutos.

"Acá nadie tiene que demostrar nada, sabemos lo que puede dar cada uno y es cuestión de que en lo grupal levantemos al equipo y sacar victorias. La gente está pidiendo eso, ganar uno a cero o lo que sea, pero que ganemos" declaró.

El plantel ya dio vuelta a la hoja y aprendió del empate obtenido en la jornada 1, el cual se debió a errores puntuales de los universitarios y no a méritos del rival, así lo considera el ariete argentino al señalar que lo que más dolió fue la forma en la que dejaron ir la ventaja.

"Duele más la forma en que nos empataron, que fue más por errores nuestros que por virtudes de ellos. Ya lo estuvimos viendo, hablando y sirve para corregir y que no se vuelva a repetir", mencionó el futbolista que logró dos anotaciones aunque de poco sirvieron para los felinos.

Bravo pidió calma a la afición puma que ha hecho notorio su enfado por la falta resultados positivos.

"(Los aficionados) Traen todo lo del torneo anterior, tampoco fuimos un desastre, como para la gente comience a incomodarse. Sabemos que el equipo debe mejorar, sumar de a tres y somos los primeros en querer conseguir eso"

Respecto al tiempo sin ganar en Ciudad Universitaria, el sudamericano afirmó que "no hay presión, lamentablemente no se dio el resultado, fueron errores puntuales que hay que corregir y ya caerá el triunfo en cualquier momento".

Pumas se enfrentará a Querétaro el próximo viernes en el Estadio Corregidora, donde buscarán sumar sus primeros tres puntos en el Clausura 2014.

ald