CIUDAD DE MÉXICO, 7 de enero.- Inicio flojo de la Liga Mx en su versión Clausura 2014.

Los equipos inundaron de empates y pocos goles la jornada uno con un bajo nivel de juego.

Salvo el América, que ganó con autoridad a los Tigres y mantuvo su condición de equipo candidato al título, los demás guardaron su arsenal para otra ocasión.

Los torneos de Clausura han sido marcados como los de más bajo registro de goles. El actual inicio con 15, repartidos en nueve partidos, en los que apenas hubo tres triunfos por seis empates.

Anteriormente, en el Clausura 2012 pasó lo mismo siendo el Toluca el equipo que ganó con mayor autoridad al vencer 3-1 a los Estudiantes Tecos y el América y Atlante ganando como visitantes.

Aunque hubo cinco triunfos repartidos en esa jornada, casi todos fueron por diferencia de un gol, a lo que se atribuye tan bajo porcentaje de efectividad ante el arco.

Para el Clausura 2005, la misma cantidad de 15 goles se presentó. En aquella ocasión, Cruz Azul fue el que se despegó del pelotón de nulidad ante la portería al vencer al Puebla  3-1 y América y Monterrey ganando en calidad de visitantes.

Cuando se pensaba que este torneo, por preceder a una Copa del Mundo, sería espectacular desde el inicio, dio la resultante de que los equipos atascaron el motor. En casi todos los partidos hubo reservas y se guardaron la osadía para mejor ocasión.

“Jugamos bien e hicimos ver mal al rival. El equipo está aceitado por una  forma de jugar de Miguel Herrera y no había que tocar el esquema para hacer los goles”, dijo en su debut soñado Antonio Mohamed al frente del América, que fue el que cooperó con más goles en la jornada.

Lo paradójico de los torneos de Clausura es que en uno de ellos es donde se registra la mayor cantidad de goles al iniciar un torneo: 33 en el 2009, sin embargo este Clausura 2014 fue todo lo contrario.

También coincidió en que se dieron la menor cantidad de triunfos para una fecha de inicio de torneo con tres. El fin de semana sólo ganaron el América, Querétaro y Toluca.

Esto se suscitó de igual forma en el Apertura 2007 en el que, tras nueve partidos, vino la epidemia de empates, como ahora con seis, y únicamente tres levantaron el brazo. En ese torneo fueron los ganadores el Pachuca, al golear a Estudiantes Tecos, Santos, que victimó al Cruz Azul 2-0, y Necaxa, cuando aún estaba en Primera División, tras vencer en su casa de Aguascalientes al Monterrey.