CINCINNATI, 5 de enero.- San Diego aprovechó los tres balones que le obsequió Andy Dalton en la segunda mitad para derrotar el domingo 27-10 a los Bengalíes de Cincinnati, que llegaron a 23 años sin ganar un duelo de postemporada.

Philip Rivers utilizó guantes y realizó envíos certeros bajo la fría lluvia de enero, con lo que guio a los Chargers (10-7) a su quinta victoria en fila, esta vez sobre el último equipo que los venció. El domingo, visitarán a Denver, que ocupó el primer lugar entre los clasificados a los playoffs en la Conferencia Americana.

El final del encuentro fue desastroso para los Bengalíes (11-6), que conquistaron la División Norte de la Americana, marchaban invictos como locales en la campaña y contaban con la mejor defensiva. Otra vez, Cincinnati simplemente se desmadejó en la postemporada, al ser superado por 20-0 en la segunda mitad.

Dalton tiene ahora una tercia de pésimos encuentros de playoffs. Soltó un balón y vio interceptados dos de sus envíos en los últimos dos cuartos, para que San Diego se apuntara su primera victoria como visitante en la postemporada y en un estadio al aire libre desde que conquistó el título de la Americana en 1994, frente a Pittsburgh.

cmb