CIUDAD DE MÉXICO, 5 de enero.- El armador Chris Paul estará fuera de las duelas de tres a cinco semanas luego de que sufriera una separación de hombro derecho el viernes, durante el duelo que su equipo, los Clippers, ganaron a los Mavericks.

Paul sufrió la lesión cuando cayó a la duela después de recibir una falta del guardia de los Mavericks Monta Ellis, cuando faltaban 6:43 minutos en el tercer periodo.

El entrenador Doc Rivers anunció ayer el diagnóstico de separación de hombro, luego de que el equipo comunicara el viernes que había sido una torcedura.

Paul abandonó el American Airlines Center, de Dallas, con una protección especial y sin dar declaraciones a la prensa.

“Está fuera”, comentó Rivers. “Serán entre tres y cinco semanas, o tal vez más, las que no pueda jugar. Sabemos que sufrió una separación de hombro, pero desconocemos la gravedad de la lesión.”

La gerencia de los Clippers anunció que su armador sería evaluado en Los Ángeles hoy. Después de una revisión más profunda es que conocerían el calendario de recuperación que necesitaría su estrella y uno de los mejores jugadores de la actual temporada.

Paul, seleccionado al Juego de Estrellas las últimas seis campañas, tiene promedios de 19.2 puntos y 11.2 asistencias; en esta última estadística lidera a la liga.

Darren Collison asumirá la posición titular de armador en los Clippers.

“Va a ser duro para el equipo porque él (Paul) es el cerebro en la duela”, comentó Collison. “Es nuestro líder y su aporte para el conjunto es muy grande. Esperamos que pueda estar de regreso lo antes posible y, en tanto, trataremos de seguir con un buen paso porque éste es un cuadro con mucho talento.”

Los Clippers ocupan la cuarta posición en la Conferencia Oeste con marca de 23-12 y son líderes de la División Pacífico.

La ausencia de Paul puede afectarlos en su intento de seguir en la punta de su división con el resurgimiento de los Guerreros, que están a un juego de distancia.