CIUDAD DE MÉXICO, 5 de enero.-  Atlas y Xolos se neutralizaron en el Estadio Jalisco. Los dos equipos midieron fuerzas y prefirieron reservarse para no perder en su presentación.

Los rojinegros, que volvieron a estar bajo la conducción de Tomás Boy, mostraron buenas sensaciones al principio y apretaron el arco visitante al grado de conseguir un penal tras una falta de Gandolfi sobre Alfonso González.

Edson Rivera se perfiló y aunque ciertamente mostró con su parado a dónde iría la pelota, su disparo fue flojo y lento para que Cirilo Saucedo detuviera el penal.

Los Zorros a pesar de todo no dejaron de mostrar enjundia, sin embargo, en la segunda parte el equipo se le atornilló a Boy y terminó por pincharse, sin mostrar productividad ofensiva.

A los Xolos les pasó más o menos lo mismo. Con César Farías recién llegado al futbol mexicano premiaron el orden por encima del espectáculo y se defendieron a ultranza.