CIUDAD DE MÉXICO, 4 de enero.- Volvió el orden táctico y la ambición ofensiva de Chivas, pero aún carecen de aquel chispazo que les permita sumar alguna victoria. Contra Santos, el equipo rojiblanco tuvo la ventaja a los dos minutos y terminó con un empate a un gol en el estadio TSM Corona.

José Luis Real no escatimó con sus elementos. En La Comarca Lagunera utilizó a casi todos sus refuerzos, aunque al final del partido el estelar fue el joven portero del Guadalajara José Antonio Rodríguez, quien salvó la noche y el empate con sus lances.

El reencuentro entre la afición de Chivas y Omar Bravo fue de inmediato. El delantero necesitó de un par de minutos para poner en ventaja al equipo con el que debutó en primera división.

La jugada del gol de Guadalajara inició con un desborde de Carlos Fierro que acabó en un centro, la zaga de Santos fue incapaz de rechazar el esférico y, tras un pase de Rafael Márquez, Bravo colocó el balón en un costado de la portería de Oswaldo Sánchez. Un inicio de torneo prometedor para un equipo que se pasó el último año peleando por no quedar en el último lugar de la tabla.

Santos respondió treinta minutos después. Oribe Peralta remató un centro de Escoboza y el balón se estrelló en el poste, en el rebote apareció el Chuleta Orozco y José Antonio Rodríguez alcanzó a enviar el esférico a tiro de esquina. El inexperimentado arquero supo ocupar el lugar que dejó Luis Michel en el arco rojiblanco.

En el complemento, el equipo de Pedro Caixinha de inmediato consiguió el empate.  Al 50, Javier Abella mandó un centro que Israel Castro depositó en su propia portería. Chivas mostró un atisbo de mejoría, aunque no logró iniciar con victoria.