CIUDAD DE MÉXICO, 3 de enero.- El delantero argentino Andrés Ríos, quien jugó el año anterior en el Deportivo Cuenca, arribó este viernes a la Ciudad de México para culminar con los trámites que lo convertirán en nuevo jugador del América. 

Seco y con pocas ganas de hablar, apenas mencionó que "es un orgullo llegar a este país" y también a un club tan importante como el de Coapa.

Mencionó,  además,  que no le causó sorpresa el recibimiento que tuvo, porque la institución azulcrema "es una organización gigante,  la verdad,  me parece que cualquiera que hubiera venido habría tenido un trato similar".

En caso de que no surja alguna complicación,  el también ex jugador del River Plate se convertirá en el segundo y último refuerzo de las Águilas. El otro es el defensa paraguayo Pablo Aguilar, quien ya labora bajo las órdenes de Antonio Mohamed.

Según palabras de Ricardo Peláez,  presidente deportivo del club, vertidas en la pasada semana,  está contemplado que Ríos debute entre la tercera y cuarta jornada.

Los detalles de su contratación,  como la duración de la misma aún no se han dado a conocer. Llegó como jugador libre después de que rescindiera su relación con el River Plate, club que era dueño de su pase y que le dio vía libre para negociar, debido a los adeudos que tenía con él.

cmb