GUADALAJARA, 3 de enero.- El técnico Tomás Boy echó marcha atrás, en haber dicho que el estratega argentino Omar Asad fue un “vividor” en Atlas, al ofrecerle hoy disculpas y argumentó que el pasado martes se calentó por chismes.

“No soy responsable de lo que hicieron los demás, si viene un vividor a trabajar en México, eso demuestra que desde la cabeza las cosas no estaban bien”, dijo el martes en conferencia de prensa el “Jefe” Boy, quien llegó a la dirección técnica de los rojinegros, para salvarlos del descenso durante el Torneo Clausura 2014.

Pero hoy el técnico rojinegro pidió hablar con los reporteros para decir, “a veces uno se calienta y se deja llevar por todo, pero en general quiero decir que le ofrezco las disculpas, donde quiera que esté”.

Declaró que lo dicho el pasado martes fue a causa de “chismes y me dejé llevar” para criticar a Omar, quien no ganó un partido en 13 juegos dirigidos la campaña pasada y ahora Atlas está otra vez en alto riesgo de descender.

Cuestionado de qué lo llevó a la reflexión para ofrecer disculpas a su colega, respondió que “a veces uno se calienta, pero no debe ser”.

cmb