QATAR, 31 de diciembre.- El español Rafael Nadal debutó hoy oficialmente en la nueva temporada con una victoria en primera ronda del torneo de Doha ante el checo Lukas Rosol (6-2 y 7-6(7)), con el que ajustó una cuenta pendiente que tenía desde Wimbledon 2012.

Nadal venció al centroeuropeo después de una hora y 43 minutos para citarse con el alemán Tobias Kamke en la segunda ronda del torneo. El español, tres veces finalista (2005, 2009 y 2011) de una competición que hasta ahora nunca ha logrado ganar, tomó el pulso al circuito con una revancha.

El número uno del mundo superó a Rosol, el jugador que le eliminó de Wimbledon en el 2012 y con el que nunca hasta ahora se había vuelto a encontrar. Aquella derrota fue el inicio de una pesadilla que duró siete meses.

El checo, 47 del mundo, mantuvo el tipo hasta el quinto juego, en el que rompió Nadal para completar un parcial de 5-0 que le llevaron a cerrar la manga inicial y empezar con triunfo la segunda.

El español, que no pierde el partido inaugural de la temporada desde el 2004 y que tiene su primer gran objetivo en el Abierto de Australia, que arranca el 13 de enero, reaccionó con firmeza en cuanto padeció el primer contratiempo. Fue cuando su rival le arrebató el servicio en el noveno juego del segundo set. Rosol sacó para hacerse con la manga pero Nadal hizo break e igualó la situación hasta llevar la resolución al desempate. 

 

mef