CIUDAD DE MÉXICO, 28 de diciembre.- José Manuel de la Torre, Luis Fernando Tena, Víctor Manuel Vucetich y Miguel Herrera figuraron como directores técnicos de la Selección Mexicana en un periodo de 45 días, lo que representó, en este 2013 que termina, uno de los periodos más aciagos en la historia del futbol mexicano.

Se trató de cuatro estrategas campeones del balompié local con los méritos suficientes,e n apariencia, para dirigir a México en una Copa del Mundo.

Pero los malos resultados y la ansiedad de algunos directivos, ocasionaron que los tres primeros fuesen separados el cargo, por lo que terminó siendo el Piojo Herrera quien clasificó a México al Mundial de Brasil 2014 por medio de la instancia del repechaje ante Nueva Zelanda.

Tras un 2012 en el que la Selección Mexicana Sub 23 reforzada logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, el Tri se perfilaba para tener una buena eliminatoria.

De la Torre arrancó el año como técnico nacional, pero en su primer partido del Hexagonal de la Concacaf apenas pudo empatar 0-0 contra Jamaica en el Estadio Azteca, el 6 de febrero.

Luego vino una sequía goleadora y empates que dejaron a su equipo cada vez más rezagado dentro de la eliminatoria.

Con la idea de darle continuidad al proceso manteniendo al técnico se compitió en la Copa Confederaciones de Brasil, del 15 al 30 de junio.

Ahí el Tri perdió contra Italia (1-2) y ante el local (2-0); sólo pudo doblar a Japón 2-1. En la Copa de Oro, del 7 al 28 de julio, México (con equipo alterno), dio también una treste exhibición al perder en dos ocasiones con Panamá, ambas por 2-1.

El Chepo se mantuvo en el cargo para continuar la eliminatoria y el día 6 de septiembre Honduras derrotó a México por 2-1 en el Estadio Azteca, apenas la segunda derrota para el Tri en este escenario en partidos oficiales. Esa noche José Manuel fue removido del puesto.

El 10 de septiembre hizo su presentación al frente del equipo nacional Luis Fernando Tena,  auxiliar del Chepo y el gran héroe de Londres; sin embargo, su primer partido en Columbus arrojó un resultado de 2-0 ante Estados Unidos y fue todo para el apodado Flaco.

La Federación Mexicana de Futbol (FMF) en conjunto con el Consejo de Dueños decidieron traer entonces a Víctor Manuel Vucetich.

Vuce no tenía equipo, pues Monterrey lo había despedido semanas antes: se trataba de un múltiple campeón en México (cinco títulos de Liga).

Debutó el 11 de octubre con un agónico triunfo de 2-1 sobre Panamá en el Azteca, pero luego cayó el 15 de octubre 2-1 ante Costa Rica en San José y sólo gracias a que Estados Unidos derrotó a Panamá, México siguió con vida para el repechaje mundialista.

Pero la  FMF no le tuvo confianza y optó por llamar a Miguel Herrera, campeón con América, para pelear un boleto contra Nueva Zelanda, lo que se hizo  oficial el 20 de octubre y luego el Piojo logró el pase mundialista.

Y aunque esto parezca una broma de 28 de diciembre, lamentablemente fue real.