SAO PAULO, 28 de diciembre.- Los aficionados al deporte con un presupuesto limitado quizá prefieran pasar por alto la Copa del Mundo y esperar hasta los Juegos Olímpicos de 2016 antes de organizar un viaje a Brasil. Los precios de los hoteles durante el principal evento del futbol serán tres veces más caros que durante las justas de Río apenas dos años después.

Estudios del sector turismo y un análisis de The Associated Press muestran que las tarifas hoteleras ofrecidas por la agencia de viajes oficial de la FIFAMatch Services podrían ser 200% más altas que las que se esperan ofrezcan los hoteles contratados directamente a través del comité organizador olímpico local para los Juegos de 2016. Las habitaciones serán casi 50% más costosas durante el Mundial de 2014 si se considera sólo las tarifas máximas establecidas por el comité para 2016.

Se espera que el costo promedio de una habitación de hotel en Río durante el torneo de futbol ronde los 450 dólares por noche mientras que durante los Olímpicos se estima en unos 310 dólares. Las tarifas ya duplican el costo normal, aunque ese tipo de incrementos se consideran normales en las ciudades que albergan grandes eventos, como Berlín en el Mundial de 2006 y Johannesburgo para el de 2010.

Expertos de la industria dicen que tener a Match como intermediario es una de las razones de los mayores precios que se esperan para el próximo año pero también apuntan a la disponibilidad de más habitaciones de hotel en la ciudad en 2016 y al hecho de que la Copa del Mundo puede atraer a más aficionados que los Juegos Olímpicos.

Match logró acuerdos con casi 800 hoteles a lo largo y ancho de Brasil justo después de que el país fue escogido en 2007 como sede. La asociación dijo que se espera que la tasa de ocupación durante el periodo supere el 90%.

“Tener a la agencia oficial de la FIFA involucrada en las negociaciones afecta los precios’’ dijo Alfredo Lopes presidente de la oficina de la asociación en Río de Janeiro. 

La compañía con sede en Suiza es la principal responsable de contratar y entregar un alojamiento para la comunidad de la FIFA  incluidos sus funcionarios delegados invitados y personal. También vende habitaciones a los socios comerciales, los medios de comunicación y clientes del programa oficial de hospitalidad. Los cuartos son ofrecidos al público en general a través de la página web de la FIFA operada por Match.