CIUDAD DE MÉXICO, 26 de diciembre.- El defensa Diego Reyes reconoció que la poca actividad que ha tenido con el FC Porto lo tiene en desventaja ante un probable llamado a la selección mexicana de futbol, de cara al Mundial de Brasil 2014.

“Sí, creo que así es bastante pero si me dan una oportunidad esperemos que sea pronto y aprovecharla, no me queda más”, dijo el zaguero quien tuvo breve estancia en esta capital y que, sin embargo, ve el lado positivo.

Agregó que “no he vivido mal momento, al contrario, he aprendido muchísimo, he conocido muchas personas buenas, para mí no es un mal momento, estoy contento y sí es una inyección de ánimo porque visito a la familia, amigos, estoy en mi país, como rico, estoy contento”.

Explicó que “no estoy haciendo lo que más me gusta, pero sí aprendiendo mucho y el día que llegue mi oportunidad lo voy a hacer bien”.

El joven zaguero surgido de las fuerzas básicas del América y que ganó el título del Clausura 2013 con el equipo azulcrema mostró confianza en que tendrá un lugar el próximo semestre en el primer cuadro del Porto.

“Hay tres centrales, sólo ocupan a dos y a uno en la banca, entonces tengo una competencia alta, gente que lleva mucho tiempo ahí, entonces estoy aprendiendo bastante”.

Diego Reyes visitó hoy las instalaciones de América en Coapa y posteriormente viajó hacia Portugal para reportar nuevamente con el Porto.

ald