CIUDAD DE MÉXICO, 26 de diciembre.- Con la llegada del delantero argentino Ismael Sosa, Pumas de la UNAM está completo para encarar el Torneo Clausura 2014.

Luego de algunas semanas de espera, por fin el jugador llegó a esta capital para reportar con el equipo tras convertirse en el último refuerzo del club Universidad, “contento de venir a un equipo grande”, dijo en sus primeras palabras a la prensa.

En entrevista en el aeropuerto capitalino, el proveniente de la Universidad Católica de Chile rechazó tener presión para ser el goleador que esperan tanto el plantel como la afición para sacar a Pumas de los últimos lugares de la clasificación general.

"No, la verdad que no hay presión, sé que el campeonato pasado no fue de los mejores pero eso ya pasó, ahora empieza una etapa nueva; en lo personal vengo a aportar y a ponerme a disposición del profe (José Luis Trejo) y junto a mis compañeros tratar de hacer las cosas bien".

Con un contrato por tres años, dijo que viene a trabajar para adaptarse, aportar su futbol a los objetivos que tiene planteada la directiva, cuerpo técnico y buscará hacerlo con goles.

"Obvio, uno cuando viene trabaja para eso y espero poder darle goles a Pumas, que siempre el delantero vive de eso y esperemos darles alegrías", se comprometió el jugador, quien dijo que a pesar de no llegar al 100 por ciento físicamente está en condiciones de jugar.

"Me encuentro bien, hace una semana que estoy de vacaciones así que no perdí muchos días. Si bien no estoy al cien por ciento, si el ‘profe’ me necesita ahí estaré", aseguró, y espera que el técnico lo tome en cuenta para el Torneo Cuna del Futbol que empieza este jueves.

ald