CIUDAD DE MÉXICO, 26 de diciembre.-Más vale malo por conocido... Ésa parece ser la filosofía en Dallas para organizar un plan C en caso de necesitarlo para llevar las riendas de la ofensiva en caso de emergencia.

Es por eso que Vaqueros firmó a Jon Kitna para fungir como el tercer quarterback del equipo.

Con la duda por saber si Tony Romo será capaz de iniciar el próximo domingo ante Águilas de Filadelfia tras arrastrar una lesión en la espalda por una hernia discal en la zona lumbar, y mientras Kyle Orton se alista para ser el titular, el equipo firmó a un viejo conocido.

Kitna, el plan de emergencia de Dallas, es un quarterback de 41 años, retirado desde 2012 y quien da clases de matemáticas y entrena al equipo de futbol americano de una secundaria en Tacoma, Washington.

La ventaja que ofrece Kitna al staff de entrenadores de Vaqueros –que probó a jugadores más jóvenes como Tyler Thigpen, John Skelton, David Carr y Caleb Hanie– es que Jon conoce la ofensiva de Dallas porque jugó sus años más recientes en la NFL con Vaqueros.

Kitna estuvo en Dallas entre 2009 y 2011, siendo titular en nueve partidos de 2010 cuando Tony Romo sufrió una fractura en la clavícula. Terminó con marca de 4-5 con dos mil 365 yardas, con 16 pases de anotación y 12 intercepciones.

Kitna es uno de esos trotamundos que tocó muchas puertas para recibir una oportunidad en la NFL. Jugó en Europa con los Dragones de Barcelona, en donde fue compañero del receptor abierto mexicano Marco Maltos.

Jugó con Halcones Marinos de Seattle, equipo al que llevó a playoffs en 1999 con marca de 9-7, y después pasó por las filas de Bengalíes de Cincinnati y Leones de Detroit antes de llegar a Vaqueros de Dallas como suplente de Tony Romo.

Al momento de retirarse de la NFL en enero de 2012, Kitna dejó sus números en 29 mil 745 yardas por pase, con 169 envíos de anotación y 165 intercepciones.

Kitna reportó ayer con el equipo para entrenar y lo hizo con los suplentes, en lo que Kyle Orton trabajó con los titulares.

Dallas tiene un partido de vida o muerte el domingo por la noche frente a Águilas de Filadelfia, rival en el Este de la Conferencia Nacional, juego en el que se va a definir al campeón divisional. El equipo que resulte derrotado quedará eliminado.

Con ese panorama es importante tener un quarterback con conocimiento del esquema de juego en caso de una lesión de Orton, quien pinta para ser el titular si es que Romo no recibe autorización médica para jugar.