NUEVA YORK, 26 de diciembre.- Por tercera ocasión, la tenista Serena Williams fue galardonada como la Mejor Atleta Femenil del Año, luego de una temporada en la WTA que la llevó a ganar casi todo en lo que participó.

Serena ganó 78 partidos y perdió solamente cuatro. Conquistó 11 títulos, entre ellos dos de Grand Slam (Roland Garros y US Open) para llegar a 17 en su carrera; tuvo una racha de 34 victorias y ganó más de 12 millones de dólares en premios, un récord para la WTA, y por si fuera poco en febrero se convirtió en la jugadora de mayor edad que llega al número uno del mundo en el tenis femenil.

Solamente Chris Evert con cuatro nombramientos entre 1974 y 1980, y Babe Dridickson con seis entre 1945 y 1954, han ganado más veces el premio que se otorga desde 1931.

“Cada vez que pierdo, me motivo más, me da una meta para seguir trabajando”, dijo Williams en una entrevista poco antes del comienzo del US Open en agosto.

No me duermo en mis laureles y sé que tengo que trabajar más duro y tengo que hacerlo mejor, y quiero hacerlo mejor si no, no estaría jugando este deporte”, añadió.

Williams recibió 55 de los 96 votos, mientras que la basquetbolista universitaria Brittney Griner terminó segunda con 14. La nadadora Missy Franklin quedó tercera con 10.

Ella sigue siendo una inspiración para los tenistas estadunidenses”, aseguró Gordon Smith, director ejecutivo de la Asociación de Tenis de Estados Unidos. “Este año fue inolvidable para ella”.

Serena llegó a cinco títulos en el US Open y el segundo en el Abierto de Francia, y está a uno de la marca de 18 títulos de un torneo grande en poder de Martina Navratilova y Chris Evert. El récord total lo ostenta Margaret Court con 24.

Serena ha demostrado su significante contribución para llevar nuestro deporte al siguiente nivel. Sigue atrapando récords y no dudo que va a romper otras marcas más antes de retirarse”, dijo la presidenta de la WTA, Stacey Allaster. “Eso obviamente atrae más atención a nuestro deporte”.

Los momentos de Serena

Para Allaster, hubo dos momentos que se destacaron en 2013 para la menor de las hermanas Williams.

Uno fue en febrero en el Abierto femenil de Qatar, cuando Williams lloró luego de asegurar su regreso al uno del mundo en la clasificación por primera vez desde 2010, el año en el que necesitó de un par de operaciones en el pie derecho, y cuando tuvo coágulos de sangre en los pulmones que puso en peligro su vida.

Una podía ver la felicidad, las lágrimas de felicidad. Significaba mucho para ella, por todo lo que ha tenido que pasar, poder regresar a la cima de su deporte, un deporte que ella realmente ama”, aseguró Allaster.

El segundo momento llegó en Wimbledon, cuando Serena se unió a otras mujeres que han estado en la cima del ranking en la celebración de los 40 años de vida de la WTA.

Fue una oportunidad de verla en posición de líder. Hizo un gran trabajo al momento de hablar ante esas grandiosas atletas y hablando a futuras jugadoras”, explicó Allaster.

 

Año inolvidable

  • La marca de 78 triunfos y cuatro derrotas le dio a Serena Williams un porcentaje de 95.1 en partidos ganados, la mejor marca desde que Steffi Graf promedió 97.7 en 1989.
  • Los 11 títulos de 2013 son la mejor marca para una jugadora de la WTA desde que Martina Hingis ganó 12 en 1997.
  • La racha de 34 partidos ganados de manera consecutiva son la mejor marca desde que su hermana mayor, Venus, ganó 35 en fila en 2000.
  • Con los títulos en los Grand Slams de Roland Garros y el US Open, Serena Williams llegó a 17 títulos de un torneo grande, y se quedó a uno de la segunda mejor marca de Martina Navratilova y Chris Evert. El récord de todos los tiempos lo tiene la australiana Margaret Court.
  • Los tres nombramientos de Serena como Atleta del Año la colocan solamente por detrás de los cuatro que ganó la también tenista Chris Evert y los seis ganados por la golfista Babe Didrikson.
  • Los 12 millones, 385 mil 572 dólares que ganó en premios en 2013 la convierten en la única en llegar a dicha cifra.