LAKE PLACID, Nueva York, 25 de diciembre.-  Fue campeona Mundial de atletismo, pero su gran ambición está ahora en el trineo. La estadunidense Lolo Jones, famosa tanto por sus éxitos como por su belleza, sueña con competir en los Juegos Olímpicos de Sochi en el bobsleigh por parejas.

Ver a Lolo Jones en un ceñido traje atrae varias miradas en un deporte que no es de los más populares en Estados Unidos. Y eclipsa también a su colega Elana Meyers, quien pese a sus éxitos -bronce olímpico y plata en el Mundial- nunca figuró en los titulares.

Así ocurrió a principios de este mes, cuando Jones logró junto a Jamie Greubel el segundo lugar en la Copa Mundial en Park City. La campeona Mundial de atletismo en los 60 metros con vallas en pista cubierta en Valencia 2008 y Doha 2010 robó una vez más el “show” a Meyers, a la que no le bastó con ganar las dos carreras de la competencia.

Pero a diferencia de Meyers, Lolo Jones deberá luchar para ser nominada en el equipo que estará en febrero de 2014 en Sochi. “Debes darlo todo aquí, porque en cualquier momento puedes ser reemplazada por otra”, admite la deportista de 31 años.

Una de sus rivales es Lauryn Williams, de 30 años, que también proviene del atletismo. Williams fue campeona mundial de los 100 metros en Helsinki 2005 y medallista olímpica de oro en los Juegos de Londres 2012 en los relevos 4x100. Pero también ella está a la sombra de Jones, al menos en cuanto a la atención mediática.

Que sea tan popular se debe a su apariencia, pero también al drama que vivió en la final olímpica de los 100 metros vallas de los Juegos de Beijing 2008.

Jones había arrasado en la calificación de la prueba e incluso consiguiño la mejor marca en la semifinal, por lo que era la amplia favorita para llevarse la medalla de oro. Ya en la competencia iba claramente al frente con buen margen sobre sus rivales, pero tropezó en la novena y penúltima valla y terminó apenas en el séptimo lugar.

La mujer de la sonrisa dorada se quedó sin medalla, pero a cambio se hizo de muchos dólares. Tras los Juegos cerró contratos de patrocinio con ocho empresas, ganándose así la envidia de sus rivales más exitosas.

Sus explosivas declaraciones también contribuyeron a su fama. Especialmente antes de los Juegos de Londres, cuando en una entrevista con HBO aseguró ser todavía virgen.

“Es un regalo que quiero ofrecer a mi marido. Pero seguir virgen hasta la boda es más duro que entrenar para los Juegos Olímpicos”, dijo Jones.

Tras estas declaraciones, a nadie sorprendió que su cuarto puesto haya acaparado más atención que las medallas de plata y bronce de sus compatriotas Dawn Harper y Kellie Wells.

Sin embargo, la imagen de Jones sufrió este año un gran deterioro en el mundo del bobsleigh luego de subir un video a Internet mostrando un cheque por 741. 84 dólares que recibió de la Federación Estadunidense. Fue su primer salario tras concluir su primera temporada en el deporte invernal.

“Siete meses, toda la temporada. ¿Eso es todo?”, se quejó tras recibir el cheque. “Voy a tener problemas para pagar la pensión este mes”, dijo irónica.

Sus palabras cayeron muy mal en un deporte que no cuenta con grandes recursos. El campeón olímpico de  la especialidad Steven Holcomb lo consideró una “un cachetazo en el rostro de todos” en la Federación estadunidense.

“La gente se sintió ofendida. Has ganado 741 dólares más que la mayoría de los atletas de nuestro deporte. ¿De qué te quejas?”, le respondió Holcomb.

Jones se echó atrás y dijo que con el video sólo quiso llamar la atención sobre lo duro que se entrena y lo mal pagado que está en comparación con otros deportes

El siguiente desliz de Jones ocurrió en julio, cuando presuntamente golpeó a la hijastra de la leyenda del bobsleigh Tony Carlino en un bar en el centro de entrenamiento. La federación investigó el caso, pero lo archivó pronto argumentando que “Jones no violó ningún reglamento del equipo”.

Tras las fiestas de fin de año, Jones viajará a Europa, donde aguardará la decisión que le quita el sueño. El 19 de enero, la federación estadunidense anunciará su equipo olímpico. Y tanto si lo integra como si queda afuera, Jones acaparará al día siguiente todos los titulares.