TORREÓN, 23 de diciembre.- El 2014 está lleno de oportunidades para que los Santos de Torreón puedan trascender, después de haber tenido un buen 2013, dijo el volante del equipo lagunero y seleccionado nacional, Jesús Escoboza, pero lo que más desea es asistir al Mundial.

"La verdad fue un año muy bueno, de muchas experiencias muy padres; aprendí de cada una de ellas, ya toca darle vuelta a la página, ahora se vienen cosas mucho más importantes, se viene la Liga y la Copa Libertadores”, dijo.

El jugador santista también hizo referencia a los logros obtenidos en el ámbito personal, pues éste año, que está por terminar, le brindó la oportunidad de llegar a la Selección Mexicana y, sin duda alguna, uno de las uvas en la cena de fin de año la ocupará para jugar en la justa de Brasil 2014 y al respecto comentó: “También en puerta está un Mundial, que es un gran escalón para la carrera de un futbolista y una oportunidad grandiosa”.

“Soy de los que viven más el día a día, me preocupo por trabajar al cien por ciento, darlo todo para que cuando sea requerido hacerlo de la mejor manera, creo que si haces eso las cosas buenas van a venir solas”, añadió el jugador, quien dijo que se ha preparado al 100 por ciento para cuando sea requerido.

Entre sus propósitos para 2014, espera estar exento de alguna lesión que le impida cumplir sus metas, tanto con el equipo como de una posible convocatoria a la Selección Mexicana que asistirá al Mundial Brasil 2014.

“Para el próximo año pediría salud y que no haya ninguna lesión, eso sería algo muy padre, que no pase nada de eso, ya lo demás me toca a mí hacerlo de la mejor manera”.

fdr